viernes, 5 de mayo de 2017

Nos vamos con Miller - Vacaciones Abril

Vacaciones de Abril

Llamamos con bastante antelación a la guardería de perritos a la que siempre llevamos a Miller, pero al ser vacaciones escolares nos dijeron que estaban completos y no habia sitio disponible (son poquitas plazas y limitadas). 

Tratamos de buscar otras opciones pero teniamos en claro que no repetiriamos en una guarderia en particular y otras tampoco terminaban de convencernos.. Asi fué que fueron pasando los días pero no pudimos dar con algún sitio que nos gustase y nos diese la confianza de irnos de viaje sabiendo que el estaría bien atendido.. Asi que hicimos un cambio de planes y modificando el destino vacacional al caribe, para poder irnos con Miller... en auto. 

Decidimos ir a España ya que queriamos hacer una visita en un futuro próximo, al estar la hermana de Sara embarazada y su abuelito muy mayor, hace unos 9 meses no se reunían todos juntos y ahora que empezaríamos el tratamiento no sabíamos cuándo podríamos irnos a verles ó si nos demoraríamos unos meses en ir, con lo cuál qué  mejor opción que irnos entonces, poder visitar unos días a la familia para luego irnos una semana, las dos con Miller a disfrutar de las vacaciones en familia, de la playa y de la maravillosa Andalucía, región que siempre quisimos conocer. Estaba todo perfectamente planeado, hoteles reservados y ruta turística lista...

Estaríamos en Zaragoza con la familia las 4 primeras noches para irnos luego los tres, una semana y pico a recorrer Andalucía, para luego subir a Barcelona desde Granada y disfrutar otra vez de la familia hasta tenernos que regresar, el 22 de Abril...

El plan era perfecto! Pero el destino nos preparaba algo diferente, fué asi como la 3° noche en Zaragoza Millercito estaba inquieto, intentaba pero no podía  vomitar, empezó a hincharse y tuvimos que ir a urgencias en donde nos informaron era una torsión gástrica y que estas emergencias no tienen buen pronóstico, un 40% de mortalidad nos dijeron aún antes de hacer nada... 

Le dijimos hiciesen lo que hiciera falta para salvarle, pagamos la mitad de la operación por adelantado, pedimos darle un besito antes de que le sedasen y antes de las 23 horas entraba mi bebé a quirófano. A las 00:20 del 11 de Abril nos llamó la doctora para decirnos que no podían salvarle, no podían recuperar tejidos, no podían hacer nada por él, sólo recomendar eutanasia. Fué asi como el mundo se nos vino ABAJO..
Teniamos tantos planes, tan maravillosos para nuestra vida, nuestras vacaciones en familia, se suponía nos iríamos el Miércoles por la mañana... Por supuesto esto nos partió al medio. Cancelamos cuaquier viaje. Nos quedamos arropadas por la familia unos dias, pero nos marchamos, ya que todo allí nos recordaba a él, en donde había estado, donde comía, donde se echaba (acostaba)... 

Sólo esperabamos apareciese por cualquier lado.. aún sabiendo no lo haría. Nos fuimos a casa de la hermana de Sara unos días, a Casteldefells en donde  luego teníamos una reserva, a unas calles de su apartamento, donde se suponia debíamos alojarnos los tres, tras el tour por el sur... 

Por suerte estuvimos con familia y amigos, tratando de concienciarnos y de hacernos a la idea de que no volveríamos a verle. De que volveríamos a casa solas y entonces sería aún más difícil.
Fueron las peores vacaciones de mi vida. Me desgarraron, me partieron al medio...

No hay derecho sucedan estas cosas a los perritos.. y a nosotros el perderles, es tan injusto... Estábamos muy tristes, devastadas. Decidimos tatuarnos su nombre para estar siempre juntos, en la muñeca izquierda, del lado del corazón, al lado de la mano.. para verle y tenerle siempre presente, siempre con nosotras! 


Volvimos a casa el sábado 22 de Abril, fué muy duro volver sin él, volver esas 12 horas en coche, con la parte de atrás vacía.. es muy duro entrar a casa y que el no salga a saludarnos a saltos y besos..

Es muy triste que ya no esté con nosotras... con qué derecho esta vida nos lo arrebató! Tan jóven, tan sanito... con toda una vida por delante, llena de amor.
Queremos tener siempre presente que fué muy feliz, el más querido, que fué todo para nosotras y que le dimos una hermosa vida, una familia y muchísimo amor... 

Tratamos de pensar en la calidad de vida que tuvo y en que hicimos siempre todo lo que pudimos por él y quizás este era su destino... el quedarse en su tierra, en Zaragoza, dónde habia nacido y vivido los primeros 10 meses de su vida y a la que no había vuelto hace 5 años, que nos fuimos los tres a vivir a Luxemburgo...

Descansa en paz AMOR DE MI VIDA!
Lo que te amamos las mamis no tiene nombre!

Siempre estarás con nosotras!
Aunque no estés presente... 

Siempre estaremos juntos!

Te Amo por siempre, Millercito, mi Prinprin!